Toxina Botulínica (Botox)

En nuestra práctica utilizamos las marcas Botox® y Dysport® son los nombres comerciales de un preparado compuesto por Toxina Botulínica Tipo A purificada, que actúa selectivamente en las terminaciones nerviosas colinérgicas periféricas. Al ser inyectada en un músculo, esta causa una disminución de la contracción controlada del mismo. Produce su efecto hasta aproximadamente los 6 meses, al término de los cuales, se recupera el estado inicial. Siempre es importante recordar que el tratamiento con la toxina es para suavizar las arrugas de la piel, no paralizarlas. Principalmente se utiliza en la frente.

Plasma Rico en Plaquetas

Este tratamiento moderno puede ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento, en pieles jóvenes con marcas de acné o en pacientes con algún estilo de vida, el cuál contribuya a no tener un aspecto sano de la piel. Con el PRP obtenemos una mayor luminosidad y coloración, lográndose un incremento en la tersura de la piel.
El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene a partir de la propia sangre del paciente.
Este tratamiento consta de 3 etapas:

  1. Extracción de sangre: Tiempo estimado: 5-10 min.
  2. Centrifugado: 9-10 min aproximado.
  3. Aplicación del PRP: Mediante microinyecciones.
    Para este proceso podemos utilizar cremas con anestésicos para mejorar cualquier incomodidad que el paciente pueda experimentar a la hora de realizar el tratamiento. Los resultados con el PRP se incrementan aumentando el número de sesiones y un buen seguimiento de la piel del paciente, muchas veces este procedimiento es combinado con otros tratamientos como el ácido hialurónico y la toxina botulínica.