Liposucción y/o Lipoescultura

Es el procedimiento quirúrgico en el cuál por medio de la lipoaspiración, retiramos la grasa de los lugares indeseados y la injertamos en aquellas regiones que mejorarán la silueta y la armonía, esculpiendo el cuerpo. No es un tratamiento de obesidad.

¿Cuáles son los pacientes candidatos a este procedimiento?

Pacientes con áreas de depósitos de grasa que están fuera de la proporción con el resto del cuerpo y no pueden ser eliminadas con dietas y ejercicios.

Aquellos pacientes con cantidad mínima de exceso de piel, con buena elasticidad de la piel. (Hay que recordar que la lipoaspiración remueve la grasa, no la flacidez)

Las regiones en las que podemos realizar la extracción de la grasa son:

  • Abdomen
  • Espalda
  • Cuello
  • Brazos
  • Muslos (Anterior, exterior e interior)
  • Pechos (como es el caso de los hombres)

Las áreas más comunes para el injerto de grasa son los glúteos y las caderas. El injerto de grasa también puede utilizarse para mejorar depresiones y cicatrices, así también como la celulitis.

Durante la evaluación pre quirúrgica debemos examinar el peso ideal del paciente, conversar acerca de los objetivos y las expectativas reales acerca de este procedimiento, siempre recordando la importancia de un resultado más armónico y natural.

Como todos los procedimientos quirúrgicos en nuestras manos, es obligatorio un completo examen físico, evaluación cardiovascular, evaluación pre anestésica, exámenes de laboratorios y exámenes complementarios, dependiendo de cada caso.

Usualmente recomendamos utilizar la tecnología Vaser para obtener mejores y más rápidos resultados, con menor dolor post quirúrgico.